BA

                                                              

No te olvides el motivo por el que tejes...

martes, 24 de mayo de 2016

Últimamente tengo poco tiempo para tejer y, en consecuencia, aún menos para escribir y compartir contigo todas aquellas locuras que pasan por mi cabeza o anidan en mis agujas.

Todo esto me ha hecho pensar... pensé mucho! Te lo prometo!! Pensé y pensé... en la parada del bus, del camino al trabajo, en la noche mientras la peque no me dejaba dormir... Pensé, repensé, y terminé por pensar en que en el último año me había equivocado y mucho... He cometido un error enorme, o quizás unos cuantos, y no me gustaría que nunca te llegue a pasar lo mismo, por lo que he sacado un par de mini-minutos para contártelo y que no cometas el mismo error. Y si lo estás cometiendo, al menos espero ayudarte a que te des cuenta lo antes posible y salgas por piernas de ese bucle... 

Cuando la gente dice...

Cuando empiezas a tejer mucha gente te dice que le gusta lo que haces, que deberías de vender productos hechos por ti, que deberías aceptar encargos... 

Desgraciadamente en los últimos años no me ha tocado la lotería, por lo que mis medios son limitados, y todo el mundo sabe que una afición cuesta dinero (mucho o poco, pero cuesta...). 

Llegados a este punto la opción de vender productos o aceptar encargos se muestra como algo tentativo. En ningún momento me he planteado vivir de los productos que tejía, pero al menos esperaba poder mantener mi afición con algún ingreso extra. Error grave no... lo siguiente!

Sophie's Universe Cal 2015 - Patrón gratuito de Look at what I made

Decidí abrir una tienda online, en una plataforma como cualquier otra, y desde allí vender productos terminados y aceptar encargos personalizados. En ese mismo momento perdí una afición...

Para mi tejer por encargo ha supuesto perder la ilusión por lo que hago, tejer para otros, con sus gustos, con sus ideas y dejar mis emociones a parte. Además todo el mundo cree que las cosas que tejemos son bonitas pero no están dispuestos a pagar lo que realmente vale una pieza única tejida a mano y además personalizada. Dedicas muchísimas horas a algo que sabes que estará mal pagado (mi segundo gran error). 

Con esto no digo que vaya a cerrar la tienda, algún día me gustaría llegar a vender allí diseños propios y por un precio justo, pero por lo de ahora he decidido que en cuanto se acabe lo que hay a la venta no repondré más artículos hasta que llegue ese día.

Quiero seguir tejiendo por placer, porque me ayuda, porque me da vida, porque es mi momento de relax, de locura, de descanso, porque me ayuda a canalizar mi imaginación y porque disfruto como una niña pequeña con todo lo que hago... Quiero seguir aprendiendo, quiero seguir disfrutando y recuperar la ilusión por cada cosa que tejo... 

Debo de reconocer que en el último mes he conseguido recuperar mucha de la ilusión perdida, y espero poco a poco volver a tejer con la misma emoción como con la que tejía al principio.

Y aquí mi consejo...

Aprende con cada patrón...

Intenta sacar todo el jugo a cada patrón que tejas, y aprende todo lo que puedas de cada uno de ellos. No te quedes en los patrones gratuitos, de cuando en vez invierte en algún patrón de pago. Si tienes dudas sobre cual escoger, sigue los consejos de otras ganchilleras y sobretodo déjate guiar por tu corazón lanero (ese patrón que lo ves y se te encoge la patatilla... Ese es el que debes comprar!).

Un mini consejo de mi para tu! Se una ganchillera agradecida. Que mejor que comprar un patrón a esa ganchillera que comparte patrones gratuitos, que sueles tejer, para agradecer sus aportaciones desinteresadas... Por supuesto tienen que ser patrones que te enamoren, no vale comprar por comprar. La última vez que yo lo he hecho ha sido con unos patrones de pago de amigurumi food (recordarás las cosas tan bonitas que tejimos con sus patrones gratuitos hace un tiempo...), pues si ves sus patrones de pago... son puro amor! Y que mejor modo de agradecer todo lo que nos dá gratis, que comprando alguno de sus patrones?

Patrones gratuitos de Amigurumi Food

Agradecer las buenas acciones es necesario si queremos que la gente siga compartiendo con nosotros su maravilloso, escaso y carísimo tiempo (que a la hora de preparar un patrón es muchísimo el que hace falta).

...y de cada artista

Descubre a todos los artistas que hay, son muchos y a cada cual más impresionante, con una técnica y estilo único. Absorbe de ellas todo lo posible, te ayudarán a evolucionar como tejedora.


Patrones de El mundo de Picapau de Yan Schenkel, Amigurumi Food y Supergurumi


Prueba todo tipo de materiales...

Pelo de lana afieltrada, botones de madera como ojos, rellenos plásticos para reforzar ciertas partes del muñeco, esqueletos con alambres, .... Todo lo que puedas probar puede aportarte técnicas o ideas, con las que podrás hacer grandes cosas. Experimenta con todo aquello que te rodea, cuerda, trapillo, telas... No te cortes! Juega y diviértete!


...y sobretodo prueba todo tipo de hilos y lanas!

No te quedes en aquello que te recomiendan, crea tus propias experiencias. No digas que no usas algo porque has leído esto o lo otro... Dí que lo probaste y te gusta o te disgusta, pero tienes que probarlo antes de opinar.

Y ya no hablo de diferentes lanas o texturas (lana pura, lana peluda, de alpaca, de oveja, natural, con mezcla acrílica, con grosor fino, medio o grueso,...) sino dentro del mismo material compara diferentes marcas, grosores o mezclas, principalmente con los algodones que utilizamos para los amigurumis de forma tan habitual. Prueba algodón 100%, reciclado, mercerizado, mixto (mezcla algodón y acrílico)...

Nunca dejes de probar cosas nuevas y diferentes, solo así conseguirás resultados auténticos.

Patrones de Luiluh, Cal Drops The Meadow y El mundo de Picapau

Y lo más importante de todo....

...DISFRUTA SIEMPRE de lo tejes!!

No te dejes llevar por la desilusión y la frustración. Teje para ti, déjate llevar siempre por lo que sientes en cada momento, por aquello que despierta en ti sentimientos (pero de los buenos! no vale que despierte sentimientos de odio o decepción).

Haz todo aquello que te hace sentir bien, porque realmente para eso tejemos, para sentirnos bien, para disfrutar, para soñar despiertas y demostrar a lo que nos rodean el color de nuestros sueños, y para compartir con aquellos que más queremos.

Porque al final de todo esto, es parte de nuestra alma la que se queda enganchada entre cada uno de esos puntos, son nuestras ilusiones las que los rellenan y los dejan pomposos...

Teje porque amas tejer, no porque te sientas obligada a hacerlo

Todo esto no deja de ser, como te digo siempre, simplemente mi opinión personal... 

Y a ti... que te motiva? Por qué tejes? Para qué o... para quién? Me encantaría saberlo!

12 comentarios :

  1. Me ha encantado tu post! Te sigo desde hace tiempo y nunca he comentado nada, pero es que este post me ha llegado. Como tu, yo tambien tejia por placer y me animé a abrir una tienda online (que ya cerré). Coincido punto por punto con tu análisis sobre lo que es tejer para otros. Ahora hago de vez en cuando patrones para regalar, ¡y me cuesta un montón hacer las cosas al gusto de otros y no al mio!. Un beso, y sigue tejiendo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Betitriz! Encantada de conocerte! Me alegro muchísimo de que te hayas sentido identificada. Yo creo que todas en un momento u otro caemos en esto. Creo que el problema parte del desconocimiento de la gente por lo que hacemos, el trabajo que hay tras cada punto, la emoción con la que va naciendo cada proyecto, el alma que ponemos en cada cosa que hacemos, lo muchísimo que nos cuesta desprendernos de cada pieza... jajajaja! Entendernos creo que es complicado... o quizás no tanto! jajajaja! Te deseo una feliz semana llena de hilos y agujas! Un besote!

      Eliminar
  2. Yo por mi parte coincido en todo lo que dice, mejor no lo había podido pensar y plasmar. Recordé y afiancé el porque no me gusta bordar esquemas que otro escoja o para ayudar a adelantar a alguna amiga, o por encargos que puedan pagar el tan costoso material, o diseñar sólo porque llega pascuas o verano. Yo he comenzado a tejer hace poco, pero bordo en punto de cruz desde hace mucho y es totalmente aplicable lo que comentas. Excelente tu entrada

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Mi Maleta Lila! Yo creo que a todas las que tejemos por pasión sentimos la misma frustración al tejer para otros... Te imaginas que a Dalí le hubiera dicho alguien "oye... esa nariz me la pones más derechita..." Parece una comparación un poco absurda, pero realmente todo es arte, más o menos reconocido, pero arte al fin y al cabo.
      Ojalá algún día la gente valore más la artesanía... pero creo que aún le queda mucho... Un besote!!

      Eliminar
  3. Cuanta razón tienes... Es cierto, me siento identificada totalmente, yo hace tiempo dejé de aceptar encargos porque me di cuenta que no me compensaba, no digo económicamente (que tampoco), lo digo por la obligación en sí de tejer algo que no te ilusiona realmente, o que la persona para quien lo haces no lo valore... Entre eso y la falta de tiempo por el trabajo me hizo tomar la decisión te hacer una pausa durante un tiempo, lo necesitaba. Me encanta tejer, pero sólo lo haré cuando realmente me apetezca. Un abrazo!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ola compañeira!! canto tempo sen saber de ti! ^w^
      Creo que has hecho lo mejor. No deberíamos de perder nunca nuestra esencia, y con este tipo de cosas lo hacemos, encima vamos a mil por hora, dedicando un tiempo que no tenemos a gente que ni siquiera valora lo que hacemos. Un muñeco a 30 euros???? estás loca o solo borracha???? y te miran con cara absurda esperando a que le digas "es coña! son 3 euros o la voluntad!"
      Es muy frustrante, pero lo mejor es marcarse un límite. Yo hace poco tejí un encargo que me llevó muchísimas horas, me quedaba cada noche tras un largo día de trabajo a tejer, y casi ni podía mantener los ojos abiertos. Entonces mi pareja me dijo un día "llevas tantas horas tejiendo, y solo vas a cobrar 21 euros? y a eso le quitas los hilos, el relleno, los ojos.... y cuanto cobras por hora? o eso es gratis?"... Realmente me dí cuenta de que tejía gratis, y decidí que no lo volveré a hacer. No compensa...
      Un besote!!!

      Eliminar
  4. Hola! pues aunque yo aún no he llegado al punto que comentas, sí que es verdad que me he sentido identificada con muchas de las cosas que has dicho. Apenas he hecho un par de encargos para familiares, y por suerte con todos ellos he disfrutado, pero sí es verdad que en cuanto empiezas a hacer este tipo de cosas la gente rápido te dice que por qué no las vendes. Yo finalmente me dejé llevar, como tú, y también tengo una tienda online, que de momento ahí está. Tal vez si hubiese tenido que realizar algún encargo de algo que no me apeteciera demasiado estaría igual, pero sí que me estoy replanteando mucho el tema de tener una tienda que venda productos acabados, por lo que mencionas: la gente, a la hora de la verdad, no va a querer pagar el precio que deberían tener, por lo que en realidad no estás ganando casi nada. Además, tengo que reconocer que soy del tipo de persona a la que le cansa tejer lo mismo dos veces, prefiero y mucho hacer un poco de todo. La verdad es que ayuda mucho conocer estas experiencias de personas que ya han pasado por ello, ¡muchas gracias por compartirlo!

    ResponderEliminar
  5. Hola!te descubrí hoy y comencé a leer hasta que llegué a este posteo.Me sentí tan identificada! Pero sabes que hago para no perder el amor por lo que hago? No trabajo a pedido.Solo si es algo que yo hice y lo quieren de algún otro color. Porque sino pasa lo que tu dices, ya se transforma en una obligación y no se puede usar la creatividad que es lo que nos deja ser. A partir de ahora te seguiré, me encanta lo que escribís, lo que tejes. Abrazo desde Bariloche, Argentina

    ResponderEliminar
  6. O sea, al que le gusta lo que teji, que lo lleve, si le parece caro que lo deje. Ya habrá alguien que valore mi trabajo. Mientras sigo tejiendo y creando que es lo que más me gusta. Si quieres mi instagram se llama Kaia diseño.Yo ya te sigo. Otro abrazo!!!

    ResponderEliminar
  7. Qué razón! Yo llevo poquísimo en esto, y con la tontería ya hice 5 amigurumis de los cuales 2 solamente eran para mi. Con eso de... A ver si me haces uno, a ver si... Ejem... Me vas a pagar el tiempo que tarde en hacerlos? Ahhhhmiga la cosa ya cambia.
    Empecé porque me relaja muchísimo, estoy en época de oposiciones y madre mía, compré el patrón del osito de hannapopana, pues ahí está el pobre... Aún sin empezar :(

    Tengo ganas de terminar las oposiciones solamente para tejer!!! Pero para tejer por gusto!! Nada más!!

    ResponderEliminar
  8. ....QUE BELLO...ES LO QUE QUIERO SENTIR SIEMPRE...FUERON TUS PALABRAS HERMOSAS....MUCHAS GRACIAS....MILLONES DE ABRAZOS DESDE CORDOBA-ARGENTINA

    ResponderEliminar
  9. No sabes cómo me sentí identificada, con cada una de tus palabras! Me recuerda un poco a un cuento (Canastitas en serie) que sale en el libro Canasta de Cuentos Mexicanos de Bruno Traven.
    Me encanto tu post!
    Efectivamente es bonito invertir en patrones de pago, son muy lindos y valen la pena.
    BESOS!

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...